El medio ambiente no solo es nuestro hogar, sino el de nuestros hijos, nietos, mascotas y demás seres vivientes con los cuales compartimos este espacio; cuidarlo no es una opción, es un deber y una obligación. Probablemente sea imposible disminuir nuestro daño a un 0% sobre todo si no queremos tener un cambio radical en nuestra vida, pero podemos reducir el impacto ambiental significativamente realizando simples actividades que no nos modificarán tan drásticamente la rutina.

Con estos pequeños tips, podremos ayudar a preservar y cuidar nuestra tierra, parecen cosas pequeñas, pero son muy importante, con la ejecución de estos consejos más la regla de las 3R (reducir, reusar y reciclar), tendremos a la tierra en buen estado por largo rato y no tendremos que huir como se muestra en la película infantil “Wall-E” donde vemos como tuvimos que emigrar por la sobresaturación de desperdicios.

Evitar el uso de bolsas plásticas

El uso de bolsas de plástico es algo que por años ha venido evitándose, ya que no solo es contaminante crearlas, sino también son altamente dañinas para el planeta, ya que son objetos no biodegradables y por tanto tardan mucho en integrarse a la tierra, además son unas de las primeras causas de muerte animal tanto en mar como fuera de este.

En la actualidad muchas empresas han fabricado las llamadas “bolsas amigables”, éstas por lo general son contenedores de tela en las que puedes poner cualquier cosa e incluso ir a realizar las compras sin que una de estas bolsas de plástico te estrangule la muñeca o los dedos.

Usar lo menos posible el automóvil

Para muchos esto será una tarea difícil, ya que estamos acostumbrados a la comodidad de ir sentados en nuestro propio transporte, además de llegar rápidamente a cualquier lugar; pero estos emiten mucho dióxido de carbono, y para ir a la tienda o a distancias muy cortas no es necesario usar nuestro vehículo, podemos caminar o usar el transporte público lo que disminuirá nuestra la producción del nocivo gas.

No derrochar la energía eléctrica

Con esto no estamos diciendo que no cargues tu teléfono celular o que no uses la cafetera o el microondas; tú puedes usar lo que quieras, pero evita dejar las cosas enchufadas o conectadas a la corriente innecesariamente y así reducir a cero su consumo, ya que los aparatos aunque estén apagados, si siguen conectados consumen energía, con todo esto no solo evitas un malgasto de energía, también previenes que ninguno de tus equipos se dañe o explote si ocurre un desnivel eléctrico (bajón de luz).

Ahorra el agua

No esta demás decir que nuestro planeta está sufriendo cambios climáticos que en algunos momentos, tenemos sobreabundancia de agua, como hay otros en los que no tenemos casi nada y la necesitamos a horrores, al ver estas cosas, nos damos cuenta de la razón que tiene aquel dicho que reza que “nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde” y más en caso del correctamente llamado “vital liquido”.

Revisa todas las llaves de tu casa para evitar goteo de agua en éstas, no dejes el grifo abierto si no estás usando el agua, si tienes jarrones con flores naturales en tu casa, no botes esa agua y utilízalas para regar otras plantas o bajar el inodoro.

Estos tips son hábitos que podemos agregar fácilmente a los que ya tenemos en nuestro día a día y con esto ayudar a nuestro planeta, aunque es importante la propagación de esta información, y así como nos preocupamos por buscar el nombre perfecto para nuestros hijos, nos debemos interesar en educarlos respecto a la defensa de la naturaleza y el medio ambiente ya que los más pequeños son quienes vivirán en la tierra del mañana.

Cuida tu casa, cuida tu planeta, cuida al medio ambiente.